Skip to content

BIKE 2 REALITY – DE CATALUNYA A CHINA EN BICICLETA

2 diciembre, 2016

cami-de-flors-a-les-muntanyes-kirguises

Shangri La, Yunnan, China, 21 de septiembre del 2016, 13.000 kilómetros, 6 meses y medio Éstos serían nuestros números… Desde que salimos de casa el 29 de febrero, hemos recorrido 13.000 kilómetros y hemos pedaleado por 15 países.

Por Europa, intentamos evitar los países más fríos, ya que nos encontrábamos en pleno invierno y teníamos ganas de avanzar hacia el este. Nuestra aventura, podríamos decir, empezó en Turquía, aunque Europa nos brindó momentos únicos: las ciclovías francesas, el lujo de Mónaco, el café italiano, las carreteras rurales de Eslovenia, las islas de Croacia, el calor de la gente de Albania y de Montenegro y la hospitalidad griega. Nada nos decepcionó, sino el contrario, conocimos un poco más la cultura i la idiosincrasia de cada país y región por donde cruzamos.

DCIM100GOPROGOPR0168.

Turquía, un país grande, con muy mal prensa y con ataques terroristas durante los últimos meses, se ha convertido en un país con cada vez menos turismo. Sin embargo, nosotros disfrutamos mucho. Su gente nos abrió las puertas de sus casas en más de una ocasión, nos pusieron un plato en su mesa y nos hicieron sentir como uno más de la familia. Generosidad sin límites que hacen que nuestro camino sea más placentero. Acampar ha sido una constante en nuestro día a día. Llegamos a Estambul y sólo nos habíamos alojado en hotel un par de veces, por el mal tiempo. Por lo tanto, muchas han sido las noches que hemos dormido en nuestra pequeña casita, en nuestra tienda de campaña. Nuestros nuevos colchones inflables de Vaude, los Norrsken, han sido un gran cambio respeto a los que utilizábamos. Es lo más parecido al colchón de casa… Genial!

campament-al-plateau-de-lanatolia-turca

Desde Turquía, zigzagueamos bastante, visitando Irán, Armenia, Georgia y Azerbaiyán. Pensábamos que la generosidad de Turquía no podría ser igualada en ninguna otra parte del mundo, pero Irán rivaliza e incluso nos atreveríamos a decir que supera a Turquía, según nuestra experiencia. Irán, otro país que los medios de comunicación nos venden como una región insegura, inestable, que se matan entre ellos, que no quieren al turista… Nada más lejos de la realidad. Es uno de aquellos lugares donde es seguro acampar, donde nadie te va a robar… Probablemente, lo que ocurrirá será que alguien te llevará a su casa i te obligará a pasar la noche ahí, alimentándote hasta no poder más. Adoran al extranjero.

DCIM100GOPROGOPR2276.

Dejamos el maravilloso Irán y nos adentramos a Armenia por carreteras de montaña. Un país que vive aún enclavado en el tiempo, anhelando el pasado soviético. Paisajes con una belleza única hacen que uno se olvide de las subidas constantes. Los tramos llanos no existen en Armenia. Georgia, en cambio, tiene de todo: playa y montaña. Definitivamente, nos quedamos con la región de Svanetia, en el Caucas: montaña en estado puro. Algunos han descrito el Caucas como la cordillera más parecida al Himalaya. No sabemos si será cierto, pero las cumbres dejan a uno boquiabierto. Eso sí, el tiempo es cambiante: desde el calor de las playas del Mar Negro hasta las cumbres invernales de Svanetia. Una vez más, contentos de poder utilizar todo el material de invierno que llevamos. Los cubre botas de Primaloft de Vaude es lo más parecido a poner los pies delante de una estufa. Son impermeables y en cuestión de minutos tienes los pies calentitos. Un gran invento!

DCIM100GOPROGOPR0236.

Después, pedaleamos por Azerbaiyán, bastante rápido. Se trata de un país llano y caluroso. Nuestro objetivo era cruzarlo para coger desde Aktau, la capital, un ferri al otro lado del Mar Caspio, hasta el Kazakstán. Ahí, empezamos a pedalear desde Almaty dirección al Kirguizistán.

svanetiael-gran-caucas-georgia-015

Era la segunda vez que visitábamos Kirguizistán pero las montañas, las pistas de tierra, los collados… son una combinación que nos fascina, que nos da aquél toque de aventura que tanto nos gusta. Así diseñamos una ruta para cruzar todo el país hasta Sary-Tash, muy cerca de la frontera con China. El monstruo del paso Tossor nos dio aventura y satisfacción. Cada vez son más los que escogen este país como destino de vacaciones para recorrer en bicicleta. Sin embargo, aún se respira virginidad en la naturaleza.

pedalant-cap-els-nuvols

Dicho de forma rápida y resumida, llegamos a la China con las alforjas llenas de aventuras y experiencias. Por supuesto, con las alforjas Vaude Aqua Plus. La ciudad de Kashgar era la primera parada. Como el desierto del Taklamakan no nos motivaba y el visado era sólo por tres meses, decidimos coger un tren hasta Xining, en la región del Qinghai.

perduts-en-linmensitat-molt-a-prop-de-la-frontera-xinesa

Des de ahí, 3600 kilómetros, la mayoría de ellos por territorio tibetano, nos han llevado hasta la frontera con Laos. Esperamos que Laos y el sudeste asiático nos traiga tantas buenas aventuras como hasta el día de hoy…. Si os apetece ver nuestros vídeos y fotos, nuestra web es www.bike2reality.com. Hasta la próxima!

DCIM100GOPROG0180292.

DCIM100GOPROG0180292.

From → Bike

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: